La gallina que canto despues de asada - SAGUNTO BURGOS (Camino de Santiago)

   DE   COMPOSTELA
DE  SAGUNTO   A   SANTIAGO
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La gallina que canto despues de asada

Cuentos y Relatos



SAGUNTO BURGOS (Camino de Santiago)

La Gallina que canto despues de asada

SANTO DOMINGO DE LA CALZADA




Cuenta la tradición que entre los muchos peregrinos compostelanos que hacen un alto en Santo Domingo de la Calzada, para venerar las reliquias del Santo, llegó aquí un matrimonio alemán con su hijo de dieciocho años llamado Hugonell. La hija de la mesonera donde se hospedaron que tenia una edad parecida, se enamoró locamente del muchacho, tras varios intentos por seducirle, el muchacho rechazo todos ellos.
Furiosa la moza, introduce en el bolso del joven una copa de plata y varios objetos de la misma cubertería, y cuando los peregrinos siguieron su camino, la muchacha denuncio al joven por ladrón. Las autoridades del lugar salieron en su busca, y tras un breve registro descubrieron los objetos que portaba en su equipaje. Después de un juicio rápido y desproporcionado. El juez lo sentencio a la pena capital (la horca) las leyes de entonces (Fuero de Alfonso X el Sabio) castigaban con pena de muerte el delito de hurto, una vez fue prendido y juzgado, el inocente peregrino a la salida del sol fue ahorcado.
.
Sus padre muy apesadumbrados por los hechos acontecidos, decidieron ahora más que nunca, continuar su viaje a Compostela, cuando Santiago, pidieron por el alma de su hijo al Apóstol, Al cabo de un mes, cuando regresan de Santiago, se acercan al patíbulo donde el cuerpo de hijo continuaba colgado, los padres rezaron con todas sus fuerzas e invocaron a Santo Domingo, justo en ese momento su hijo regreso a la vida. Grata sorpresa, su hijo estaba vivo, suspendido de la cuerda, el padre fue a toda prisa en busca del Juez que lo había juzgado hace poca más de un mes, el mencionado juez no lo recibió por lo que tuvo que trasladar los hechos a un sirviente, que a su vez los traslado al Juez, tras el relato del sirviente y la suplica del padre para que dejaran en libertad al hijo, el juez sentado a la mesa a punto de trinchar un pollo y una gallina, al oír tal historia, suelta una estrepitosa carcajada y añade, ¡Tan cierto es el cuento que me acabáis de narrar como que este pollo y esta gallina están vivos! El pollo y la gallina se incorporaron sobre sus patas y saltaron fuera del plato. El Juez ordenó inmediatamente que se descolgara al joven y se castigara a la moza.

Milagro que se atribuye a Santo Domingo de la Calzada.



En recuerdo de este suceso se mantienen en la Catedral un gallo y una gallina vivos durante todo el año. Siempre son de color blanco y proceden de donaciones de devotos del Santo, cambiándose las parejas cada mes. El resto del tiempo permanecen en un gallinero que la Cofradía de Santo Domingo mantiene en su domicilio social.

Frente a esta hornacina que se construyó hacia 1445 y debajo de una ventana románica se conserva un trozo de la madera de la horca del peregrino.

En el Archivo de la Catedral se conserva un documento de 1350 con indulgencias que 180 Obispos conceden " a la Catedral de La Calzada, donde hay un gallo y una gallina blancos, a quienes devotamente giren en torno al sepulcro del Santo, recitando el Padrenuestro, Avemaría y Gloria".



Regresar al contenido | Regresar al menú principal


Contador Gratis
Regresar al contenido | Regresar al menú principal

 

Contador Gratis
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal